La metodología del aprendizaje basada en la utilización de juegos es una tendencia cada vez más relevante en el mundo educativo. El proyecto Simcitygema es una experiencia más que intenta acercar al alumno al mundo de la geografía económica mediante la construcción de ciudades en juegos comerciales de simulación.

La integración de los juegos en el aprendizaje está resultando muy provechosa para los alumnos, pues nunca habían aprendido antes jugando a juegos de PC o en tabletas digitales. El proyecto se basa principlamente en tres pilares:

 

JUGAR. La experiencia de interaccionar con un software que te divierta es uno de los reactivos más potentes en el alumno. Este reactivo permite que el estudiante supere la barrera del tedio o del aburrimiento a la hora de enfrentarse con la asignatura. La geografía económica es una materia que incopora datos estadísticos, macroeconómicos, matemáticos, medioambientales, etc. El empleo de todos ellos permite que el alumno obtenga una visión global de la asignatura desde múltiples puntos de vista. Esta cantidad de datos debe ser manejada de forma científica por el alumno pero a la vez divertida, y el juego de simulación permite que el alumno maneje así esta información.

 

 

 

INVESTIGAR. La asignatura contiene el tema del medio ambiente en la última parte del curso. La dinámica de trabajo ha sido establecida de tal forma que el alumno debe investigar a la vez que jugar. El profesor es quien le guía para que ambas facetas produzcan un resultado satisfactorio. ¿Cómo se logra este equilibrio entre la investigación y el juego? En este caso se ha apostado por simular escenarios precisos, de tal forma que el alumno puede centrar su trabajo en casos particulares evitando así la dispersión del conocimiento. Estos escenarios simulados se han basado en la implantación de energías de todo tipo en la ciudad y su análisis de funcionamiento; en la importancia de los espacios naturales dentro de las ciudades; en la adecuada utilización energética en las ciudades evitando gastos superfluos o innecesarios, etc.

 

 

 

DIFUNDIR. La tercera parte a la que se ha dado importancia ha sido la social. El alumno ha tenido que plasmar sus investigaciones en las redes sociales, animándole a realizar una divulgación responsable del conocimiento mediante la publicación de los contenidos en redes como Twitter, Pinterest, etc. Además, se han realizado todo tipo de actividades multidisciplinares que han permitido compartir dichos conocimientos en cualquier tipo de formato digital: foto, vídeo, texto, etc.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR