El adviento de Dios que espera

Dic 14

El Adviento es, sobre todo, tiempo de esperanza, porque confiamos esperanzadamente en que Cristo volverá para hacerlo todo nuevo, todo pleno, y que con ello llegará el final de la injusticia, de la violencia, del odio, del egoísmo, del dolor y la muerte. Pero no sólo nosotros esperamos, también Dios espera confiadamente en el hombre. Porque nuestro Padre espera siempre y lo espera todo.

En estos días de Adviento hemos tenido la oportunidad de dejarnos sorprender por el Dios que espera, que confía, para quien toda persona es siempre promesa de lo mejor, palabra nueva a la espera de decirse a sí misma; el buen Padre que cree en el hombre que se levanta y se renueva, y es capaz de trabajar por la justicia, el amor y la paz, haciendo presente en nuestro mundo el Reino de Dios que ya comienza y que llama a su plenitud.

Compartimos con todos vosotros la oración con la que hemos concluido nuestra celebración de Adviento en el colegio. Que seamos capaces de ser sal del mundo y luz que ilumina.

Padre bueno,

quiero darte las gracias por todos los regalos que me has hecho.

Hoy quiero ser yo quien te regale a ti cuando vengas,

porque tú también esperas algo,

tú también vives hoy tu Adviento de la esperanza.

Por eso quiero regalarte lo mejor de mí

y ponerlo al servicio de tu Reino, que ya está aquí, que ya es ahora,

y con estos dones que hoy ponemos ante el pesebre vacío

hacerlo inmenso como el océano, poderoso como un tsunami,

invencible como una tormenta, envolvente como un incendio;

que se respire por doquier aire de paz y justicia como el aire fresco de la mañana,

para que se cumpla tu deseo, buen Padre, de un mundo de amor para todos en ti.

Recibe cada cosa que hoy te ofrezco con agrado,

porque sale de un corazón dispuesto y sincero.

No hay nada que yo pueda hacer si tú me faltas.

Por eso quiero vivir cerca de ti.

Llena mi vida de tu presencia,

graba en mi corazón tu voluntad,

sopla sobre mi ser tu aliento de vida.

Gracias, Padre bueno, por todo lo que me das.

Para ti son todos mis dones y talentos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies