913082030

Siempre he creído que si en la familia o en la escuela no se encuentra algún talento en el niño, es que no estamos verdaderamente atentos.

El talento en un niño es algo innato que fluye con naturalidad, que no le supone dificultad, que simplemente sale, por eso a veces no le damos valor.

Buscar y detectar el talento en los niños es sencillo, va dejando huella en ellos, va lanzando mensajes.

Tenemos que mirar a todas las personas, pero en especial a nuestros alumnos con valor, somos espejos. Si somos capaces de mirarnos así esa persona empieza a reconocer su propio valor y la grandeza que alberga.

Cuando el corazón del ser humano es tocado por el amor su cerebro químicamente empieza a funcionar de manera distinta, tiene motivación, cree en sí mismo, crece la autoestima, las ganas de mejorar.

Ojalá que en este nuevo año que comenzará pronto, seamos capaces de mirarnos con el reconocimiento del valor único que todos tenemos de fábrica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies